AARON es uno de los pioneros en cuanto a máquinas artistas. Este proyecto es obra del artista Harold Cohen, quien antes de comenzar con este proyecto, ya era un reconocido artista. Posteriormente, en los años 70, comenzó a interesarse por el campo de la inteligencia artificial, lo que le llevó a comenzar su proyecto de AARON (hace más de 30 años!). En sus comienzos, AARON tan solo generaba imágenes por pantalla y sin colorear, que posteriormente Harold se encargaba de pintar. A medida que fue completando su proyecto, en los años 90 consiguió que AARON ya fuese capaz de imprimir dichas imágenes y también de colorearlas.
Cohen ha incluido en su programa una base de datos sobre la apariencia física de los seres humanos y el movimiento de sus cuerpos. También le ha enseñado sobre la composición, el uso de pinceles y teoría del color. Aaron utiliza miles de variantes a partir de estos datos para crear sus obras de arte. Posteriormente, una vez realizado el programa, es el propio AARON quien genera las obras de manera autónoma, del mismo modo que lo haría un alumno de arte que haya recibido sus clases sobre uso del color, la forma, técnicas con el pincel, etc.

Sin embargo, podemos destacar algunas limitciones importantes de AARON:
a) AARON decide internamente lo que va a pintar mediante la resolución de todas las reglas que definen su estilo y después lo pinta sin posibilidad alguna de cambio.
b) AARON no tiene un sistema de visión, por lo que no puede ver lo que está pintando. Envía el modelo generado por software al sistema de trazado y “confía” en que lo que pinte sea lo que ha “imaginado”.
c) No existe diálogo cuadro-artista

Enlace donde conocer más sobre AARON:
Kurz Weil Cyber Art